Bienvenidos y bienvenidas a nuestro sitio web. Si ya visitaron antes este sitio, podrán ver que ahora está renovado y remozado pues esta página es un valioso instrumento que viene acompañando nuestro crecimiento y fortalecimiento organizacional. Les invitamos a visitarlo y a hacernos conocer sus opiniones. Bienvenidas serán las sugerencias y el contacto con todos y todas, particularmente con las compañeras que desean sindicalizarse; con quienes buscan asesoría legal y, también, con otras organizaciones sindicales donde quiera que ellas estén.

 

Esperamos que esta página refleje nuestra historia y nuestro presente, ambos en diálogo e interconexión para imaginar un futuro con equidad y justicia. Sabemos que este sitio no es definitivo y que será renovado así como nosotras nos renovamos y nos proyectamos cada día en la lucha por un mundo mejor.


Historia de nuestras luchas

El 20 de mayo de 1984 se organizó el primer Sindicato de Trabajadoras del Hogar en la zona Sopocachi de la ciudad de La Paz. Paulatinamente se fueron organizando otros sindicatos en Cochabamba, Potosí, Sucre, Santa Cruz, Trinidad, Tarija y Cobija fortaleciendo así la representación nacional y departamental.

En 1992, presentamos al Congreso Nacional, el Primer Proyecto de Ley de la Trabajadora del Hogar, dando a conocer nuestras demandas orientadas a eliminar las barreras raciales existentes en el trabajo doméstico y lograr el respeto de los principios de igualdad y no discriminación contemplados en la Constitución Política del Estado, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención Internacional sobre la Eliminación de Toda Forma de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW) y otros instrumentos internacionales ratificados por Bolivia.

En Cochabamba, el 27 de marzo de 1993, como principal Resolución del “Primer Congreso Nacional de las Trabajadoras del Hogar” se funda la FEDERACIÓN NACIONAL DE TRABAJADORAS DEL HOGAR DE BOLIVIA (FENATRAHOB) para defender los derechos humanos y laborales de las trabajadoras asalariadas del hogar.

La FENATRAHOB, que aglutina a 15 sindicatos en el ámbito nacional, está afiliada a la Central Obrera Boliviana (COB) y a la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadoras del Hogar (CONLACTRAHO), instancia internacional de la que FENATRAHOB es fundadora.

Esta lucha adquirió mayor fuerza tras la fundación de FENATRAHOB (1993) y la constitución del COMITÉ IMPULSOR POR LA APROBACIÓN DE LA LEY DE LA TRABAJADORA DEL HOGAR (conformado por organizaciones de base de la sociedad civil, el Defensor del Pueblo, la Fundación Solón, miembros de iglesias, amas de casa del Distrito Este de La Paz). Este Comité apoyó la consolidación del Proyecto de Ley basado en el principio de que “La equidad comienza por casa” y ahora apoya otras demandas como el seguro de salud para las trabajadoras asalariadas del hogar.
En el último Congreso Orgánico de la FENATRAHOB (Santa Cruz, 5 al 8 julio de 2007) hemos resuelto importantes ajustes y modificaciones al Estatuto Orgánico vigente desde la fundación. Entre ellos: se ha precisado la naturaleza sindical de nuestra organización y se ha reducido el número de cargos en el Comité Ejecutivo
Ahora, el Comité Ejecutivo está constituido por cinco (5) dirigentes con funciones más integradas y operativas y con niveles de responsabilidad más claros.  La estructura es la siguiente:

1.- Secretaria Ejecutiva

2.- Secretaría de Relaciones  

3.- Secretaria de Hacienda 

4.- Secretaria de Organización, Educación y Cultura  

5.- Secretaria de Actas, Prensa y Propaganda

Las modificaciones en la estructura organizacional, entraron en vigencia desde el VII Congreso Ordinario realizado en la ciudad de la Santísima Trinidad (Beni, oct-nov 2008).
Igualmente, se ha resuelto incorporar la categoría de “ASALARIADAS” en la denominación de la organización: FEDERACIÓN NACIONAL DE TRABAJADORAS ASALARIADAS DEL HOGAR DE BOLIVIA atendiendo a la definición que establece la Ley 2450. La sigla (FENATRAHOB) no se modifica.
Ante esa realidad, las dificultades no sólo son por la no aceptación por parte de los empleadores, de los derechos de la trabajadora del hogar estipulados en la Ley. Lo paradójico es que los propios funcionarios que deberían hacer respetar la Ley, son los primeros en ignorarla.
En ese aspecto, las trabajadoras asalariadas del hogar afiliadas a la FENATRAHOB vemos la necesidad de desarrollar tareas de sensibilización sobre el carácter de las relaciones laborales entre empleadores y trabajadoras del hogar. No se puede justificar un trato discriminatorio velando primero los derechos de las personas que contratan un servicio doméstico y, al mismo tiempo, ignorando los derechos de quienes realizan este trabajo.

HISTORIA DE VIDA

¿Cuáles fueron las razones para incorporarse a esta actividad laborales, a qué edad inicio, cuanto tiempo va desarrollando esta actividad y como se siente?  YO, Juliana Huanca, con 36 años empecé a trabajar por la necesidad por no contar con el apoyo de mis padres, allá en Cochabamba pasteaba vacas desde muy temprano, trabajaba con mi tía donde no me pude acostumbrar a vivir en la ciudad, me sentía en cerrada en la casa de mi tía, en algunos casos me toco malos empleadores ya más mas.